Cambiando un iPod por un Walkman durante una semana

0 70

Esta semana (el 1ero de Julio) se cumplen 30 años del lanzamiento al mercado del primer Walkman de Sony, el modelo TPS-L2, con lo que se inició la era de la música portátil. Aunque en aquel tiempo era toda una sensación, si se compara con los actuales sucesores digitales podemos ver que hay una brecha enorme. Y precisamente para hacer esa comparación un adolescente de 13 años llamado Scott Campbell aceptó el reto de cambiar su flamante iPod por un Walkman y usarlo durante toda una semana. Nada más viendo la cara que tiene en la foto podemos darnos cuenta de su opinión.

Causa gracia ver las opiniones y la especie de review que el joven hizo del Walkman, el cual pertenece a su papá. Lo primero que le impresionó fue el tamaño, comparándolo con un libro pequeño. Luego el color, que no es para nada de su agrado. Y con toda razón, teniendo en cuenta que hoy en día la parte de diseño y colorido de los gadgets en general son sumamente variados y novedosos.

TPS_L2Imagen del primer modelo Sony Walkman TPS-2

Cuando le tocó salir con él, se dio cuenta que no es precisamente muy cómodo que digamos de llevar, a menos que tengas unos bolsillos bastante grandes. A pesar de que tenía un clip para llevarlo en la cintura, el peso le resultaba bastante incómodo. Bueno, y al pasear por las calles no faltaron las miradas de asombro, curiosidad y risas lo que hizo que se sintiera un poco avergonzado. Y eso se completó con los comentarios, bromas y risas de otros niños cuando le toco subirse al bus escolar para asistir a clases. Sus amigos no podían creer que sus padres usaron ese monstruoso aparato.

Le tomó tres días averiguar que el cassette tenía otra cara. Y también confundió al switch que decía Metal/Normal con una especie de ecualizador, descubriendo más adelante que en realidad se usa para ajustar la reproducción a los dos tipos de cassette que habían.

Por supuesto que la calidad de sonido le pareció muy mala si la compara con los dispositivos modernos. Solo con el ruido de fondo que hace la cinta y el mismo mecanismo del Walkman al funcionar se tiene suficiente desmejora en el sonido. También se asombró con la corta duración de las baterías. Lo único positivo que le vio es que se pueden conectar dos audífonos a la vez, en las entradas identificadas con A y B. Así se podía compartir la música que se estaba escuchando. Hoy en día, claro que eso también se puede hacer en el iPod, pero hay que comprar un adaptador adicional, en cambio en el Walkman la opción venía por defecto.

_45984503_scott_mum_226

A la final dijo que era un alivio haber nacido en la era digital, donde hay una mayor variedad, más funciones disponibles y dispositivos más pequeños. Y también agradeció que la mayoría de los avances tecnológicos se dieron antes de que él naciera, ya que debió ser muy incómodo usar esos equipos tan básicos en aquellos días.

Sin duda que la experiencia fue para Scott como un viaje al pasado. Pero el mundo de la tecnología fue, es y seguirá siendo así. Algo que hoy nos parece una novedad y lo último en avance e ingenio, al cabo de unos pocos años (o meses) lo vemos como una reliquia.

Vía BBC

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.