Dicen que la tecnología inalámbrica tiene efectos nocivos

0 43

Así lo afirmaron el coordinador del proyecto de investigación europeo Reflex, el científico alemán Franz Adlkofer; el cancerólogo francés Dominique Belpomme; su colega sueco Lennart Hardell y el investigador del departamento de neurociencias del Karolinska Institute de Suecia, Olle Johansson.

En una declaración conjunta los cuatro profesores aseguraron que “la observación clínica de numerosas investigaciones toxicológicas y biológicas y ciertos estudios epidemiológicos demuestra los efectos de los campos electromagnéticos sobre nuestra salud”.

Agregaron que “un número creciente de enfermos se han vuelto intolerantes a los campos electromagnéticos”, además de no excluir posibles evoluciones hacia enfermedades degenerativas del sistema nervioso y también hacia ciertos tipos de cáncer.

Por ello consideran que la tecnología sin hilo podría convertirse en “un problema de salud pública de primer orden”.

Además, citaron ciertos estudios que prueban los efectos nocivos de esta tecnología en el cerebro o incluso en el ADN, aunque, reconocieron, otros no lo demuestran.

En cualquier caso, resaltó Belpomme, las normas de protección son “ampliamente insuficientes para evitar los efectos tóxicos”.

Los operadores de telecomunicaciones presentes en el encuentro no tomaron la palabra, según indicaron los senadores ecologistas que la habían organizado, un mes antes de que el Gobierno celebre una mesa redonda sobre el mismo tema y el de las antenas de telefonía sin hilo.

Antenas para investigadores franceses como Sandrine Wittman, del Centro LéonBérard de Lyon, son “una catástrofe para la salud pública”.

Fuentes gubernamentales confirmaron que la mesa redonda del 23 de abril reunirá a asociaciones, colectividades, sindicatos, organizaciones patronales y miembros del Gobierno.

Según la Academia Nacional de Medicina las antenas de telefonía móvil no plantean riesgo alguno y la reciente retirada de algunas de ellas en Francia en aras del “principio de precaución” se funda en “un error científico”.

Este es un tema que ya tiene tiempo en debate y que no termina de definirse, ya que las opiniones al respecto están divididas. El tiempo y futuras investigaciones dirán a la final quién tiene la razón.

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.