Traje espacial previene daños en huesos y masa muscular

0 134

Investigadores del King College de Londres, en colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), han producido un traje que podría contrarrestar la degradación de los huesos y la masa muscular durante la exposición prolongada de los astronautas a la microgravedad.

El traje utiliza tiras horizontales de un material elástico ligero. El objeto de esto es crear un sistema de presión que simula una fuerza G de 1G, imitando así los efectos de la gravedad de la Tierra.

Habiendo evolucionado sometidos a la fuerza de gravedad en la Tierra, los seres humanos no estamos adaptados para la vida en el espacio. Estando en el espacio, el cuerpo de los astronautas trata de adaptarse a la ingravidez de su entorno. Como no hay ninguna resistencia a los movimientos (como sucede en la Tierra), músculos y huesos comienzan a degradarse debido a la atrofia. Un astronauta en promedio puede perder de uno a dos por ciento de su masa ósea por mes, estando en órbita.

traje-espacial-king-college-london-2

Por otra parte, la falta de gravedad hace que la columna vertebral se descomprima y se estire, causando periodos prolongados de dolor. Los astronautas han experimentado un crecimiento de hasta 7 cm, durante su tiempo en órbita a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). Eso puede ocasionar problemas en la tripulación, en su regreso a la Tierra. Cuando la columna vertebral vuelve a su estado normal, por el efecto de la gravedad, se puede generar una hernia discal.

Actualmente, se requiere que los astronautas de la ISS lleven a cabo sesiones de ejercicio, por dos horas y media cada día, para tratar de mitigar los efectos de la estadía en el espacio. Además de ser muy duro para los astronautas, también les quita tiempo que pudiesen aprovechar en otras actividades.

Se espera que el nuevo traje proporcione una manera más eficiente de proteger el cuerpo de un astronauta durante largos períodos en el espacio. Esto pensando en la posibilidad de una misión a Marte.

Fuente King's College London

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.