La Internet y su influencia en los negocios

0 190

Internet ha cambiado nuestra forma de pensar y ha revolucionado la forma en que hacemos negocios. Y sin duda podemos decir que es uno de los desarrollos tecnológicos más importantes en la historia de la humanidad.

Desde mediados de la década de 1990, Internet nos ha permitido comunicarnos casi de inmediato con los demás, sin importar su ubicación geográfica. El desarrollo de las redes sociales ha ayudado a cambiar el mundo en que vivimos. Y ahora los teléfonos inteligentes nos permiten navegar y chatear desde prácticamente cualquier sitio.

Velocidades más altas y mayor conectividad

Seguramente hay muchos que todavía recuerdan el estilo antiguo de acceso telefónico a la red (Dial-up). Tomaba mucho tiempo para conectarse y transmitir una cantidad pequeña de datos. Hoy en día estamos acostumbrados a la descarga de todo: libros, música y películas en alta definición, datos y programas complejos o videojuegos. Podemos jugar con gente ubicada en cualquier parte del mundo, gracias a avances como la tecnología en la nube.

Ahora ya ni son necesarios los cables. Con conexiones rápidas de Wi-Fi, podemos acceder a Internet, literalmente, desde cualquier lugar.

Internet y los negocios

El número de nuevas empresas se ha incrementado dramáticamente en los últimos años. La gente ahora tiene la confianza y las herramientas para comenzar a trabajar en proyectos propios, y el principal impulsor de eso ha sido el desarrollo de la Internet. Hemos avanzado más allá de la llamada burbuja punto com. Han habido batallas entre gigantes y también empresas que empezaron en garajes, convirtiéndose luego en mega corporaciones como Google y Twitter.

Por supuesto que han habido algunos fracasos. Pero detrás de todas esas grandes historias, ha venido sucediendo una revolución silenciosa. La tecnología de Internet ha permitido la contratación de personal externo, algo que ha beneficiado el crecimiento de los nuevos negocios. También facilita el acceso a expertos de alto nivel, antes posible sólo para pocos afortunados.

Muchas cosas no se hubiesen podido lograr sin la Internet. Hacer productos en el extranjero no sería posible para las empresas sin esa conexión. Hoy en día, prácticamente ninguna compañía puede darse el lujo de no tener una presencia en línea. El ciberespacio es el lugar donde la mayor parte del comercio se lleva a cabo, y más aún con la revolución de los teléfonos inteligentes, que permite a la gente ver y comprar cosas aún estando en movimiento.

El futuro

Ya hemos visto avances en el mundo de la realidad aumentada, donde uno puede apuntar su teléfono a un producto y de inmediato obtener más información del mismo. Google está desarrollando sus nuevas gafas que permiten estar conectado siempre, y otros más están tratando de consolidarse en ese mercado con distintos wearables (tecnología vestible).

Mayor conectividad y velocidades mayores hacen que nuestras fronteras se reduzcan cada vez más, algo que estaba en la filosofía de los creadores de la red.

Aunque también surgen algunas dudas. ¿Los gobiernos tratarán de tomar el control y decidir lo que podemos y no podemos acceder? Eso ya sucede en algunas naciones, y hará falta ver si se unen más a esa censura. ¿La Internet va a causar una mayor división entre los que tienen y los que no tienen, o va a educarnos para tener una vida mejor?

No hay duda de que Internet seguirá teniendo un gran impacto en nuestra vida cotidiana y, para muchos (en su mayoría) será una influencia beneficiosa y positiva.

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.