Padres del móvil y e-mail reciben Premio Príncipe de Asturias

0 68

Los ingenieros estadounidenses Martin Cooper y Raymond S. Tomlinson han sido galardonados hoy con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009. Y bien merecido lo tienen, ya que sus labores han contribuido de forma significativa al gran avance tecnológico de las comunicaciones humanas y han sido fundamentales para el desarrollo del teléfono móvil y del correo electrónico, respectivamente. Dos innovaciones que han revolucionado la manera de comunicarse de miles de millones de personas en todo el mundo.

Algunos recordaran y otros habrán visto en fotos, al primer teléfono portátil: el Motorola Dynatac 8000x. Salió al mercado en 1983, y muchos lo llamaban el ladrillo, y no era para menos. Pesaba 800 gramos y medía 33×4,5×8,9 centímetros, costaba 3.995 dólares y su batería tenía únicamente la autonomía de una hora en conversación.

dynatac8000x

dynatac8000x_2

Y ese fue el inicio de la telefonía móvil a nivel comercial, llegando después de unos años a los increíbles modelos de la actualidad, que seguramente seguirán evolucionando en funciones y características cada vez más avanzadas.

Y si hablamos del correo electrónico, pues éste se ha convertido en un medio de comunicación de gran importancia y utilidad, a nivel tanto empresarial como personal. Claro que se han ido sumando otros medios como las redes sociales, el chat, los SMS, etc, pero sin duda el e-mail sigue y seguirá siendo un gran aliado a la hora de comunicarnos.

Para conocer un poco a los genios detrás de estos dos grandes aportes, tenemos a continuación un resumen bibliográfico de cada uno:

Martin Cooper

MartinCooper

Martin Cooper nació en Chicago (Illinois, EE.UU.) en 1928 y se licenció en Ingeniería Eléctrica en 1950. Pionero en la industria de la comunicación sin cables, Cooper inventó en 1973 el primer teléfono móvil portátil y supervisó además los diez años de trabajo que fueron necesarios para llevar el producto al mercado. Durante las casi tres décadas que trabajó para la compañía Motorola, desarrolló nuevos productos que generaron un importante volumen de negocio. Tras abandonar la empresa, cofundó la compañía Cellular Business Systems, que pronto dominó el mercado de la telefonía móvil. En 1992, cosechó un éxito similar al frente de ArrayComm, compañía de la que es director ejecutivo y con la que ha desarrollado el sistema de antenas inteligentes, otra gran revolución en el mundo de las comunicaciones inalámbricas, con aplicaciones no sólo en la telefonía móvil sino también en el uso de Internet inalámbrico de largo alcance.

Ha colaborado con el Gobierno estadounidense para localizar nuevos espectros de radiofrecuencia y ha formulado la Ley de Eficiencia Espectral, también conocida como Ley de Cooper, que determina que el máximo de conversaciones de voz o transacciones de datos que pueden circular por un área del espectro radiofónico se duplica cada 30 meses. En 2002 Cooper recibió el George R. Stibitz Computer and Communications Pioneer Award del Museo Americano del Ordenador y el Industry Leader Award-Wireless Systems Design.

Raymond Samuel Tomlinson

RaymondSamuelTomlinson

Raymond Samuel Tomlinson nació en Amsterdam (Nueva York) en 1941. Estudió en el Instituto Politécnico Rensselaer de su ciudad natal, donde participó en un programa de la compañía IBM. Se graduó en Ingeniería Eléctrica en Rensselaer en 1963 y continuó su formación en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT).

En 1967 se unió a la compañía tecnológica Bolt Beranek y Newman -ahora Tecnologías BBN-, en la que contribuyó a desarrollar el sistema operativo TENEX, que incluía ARPANet y TELNET. En 1971 desarrolló la primera aplicación de correo electrónico de ARPANet al combinar satisfactoriamente los programas SNDMSG y CPYNET para enviar mensajes entre ordenadores. Eligió el símbolo de la arroba para distinguir los correos locales de los globales en la dirección del mensaje. Poco después, la arroba se convirtió en el icono digital que es hoy.

El programa inicial de Tomlinson supuso una revolución, ya que rompió las barreras iniciales para el futuro desarrollo del email, que rápidamente se convirtió en una de las aplicaciones más utilizadas de la red y que por su inmediatez y bajo coste ha sabido adaptarse a las demandas comunicativas de las sociedades desarrolladas.

En el año 2000 recibió el George R. Stibitz Computer Pioneer Award, del Museo Americano del Ordenador. En 2001 le fue otorgado un premio Webby de la Academia Internacional de las Artes Digitales y las Ciencias. En 2002 la publicación Discover Magazine le confirió su Premio de la Innovación. En 2004 compartió con Dave Crocker el Institute of Electrical and Electronics Engineers Internet Award (EE.UU.).

Fuente Fundación Príncipe de Asturias

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.