Puntos claves para autos de F1 rápidos y con bajo consumo

0 93

Este año la Fórmula 1 tendrá motores no más grandes que los usados en autos comunes, pero aún así alcanzan velocidades increíbles.

Hasta ahora, el espectáculo de la F1 se ha centrado en el poder de sus motores. Los autos del 2013, por ejemplo, fueron impulsados ​​por plantas motoras de 2.4 litros y ocho cilindros, y en temporadas anteriores eran aún más potentes: bestias de 3.0 litros y 10 cilindros.

En la contienda de éste año 2014 (que se inicia el fin de semana), los motores de F1 serán unos V6 de apenas 1,6 litros (semejantes en tamaño al de un auto familiar) y con menos revoluciones por minuto. El año pasado eran de 18.000 rpm, éste año: 15.000 rpm.

¿Por qué el cambio?

Los principales fabricantes de automóviles como Ford, Honda, Toyota y BMW han abandonado la F1 en los últimos años (y Audi se ha negado unirse a ella), argumentando que la F1 es irrelevante para la mejora de los autos de carretera.

Así que las autoridades de la Fórmula 1 y tres fabricantes de motores para este deporte (Renault , Ferrari y Mercedes), han trabajado para acomodar las reglas de la F1, de manera que cuadren con los objetivos ecológicos de los fabricantes de automóviles convencionales. Eso con la esperanza de atraer a más empresas automotrices a la F1.

Las nuevas reglas de la FIA (ente que regula a la Fórmula 1) son desafiantes. Los nuevos motores de F1 (más pequeños y con menos rpm que antes), deben también ser mucho más eficientes en el consumo de combustible, que los del año pasado. Si no lo son, algunos de los pilotos pudieran no terminar las carreras. La máxima cantidad de combustible permitida por carrera es de tan sólo 100 kilogramos. Esto contrasta con la temporada pasada, en la que no habían límites en ese aspecto y se consumían unos 150 o 160 kilogramos por carrera.

esquema-motor-f1-2014

Lo dicho anteriormente significa que los equipos tienen que terminar carreras de unos 300 kilómetros, utilizando dos tercios del combustible de la temporada pasada. Y por otro lado, para mantener a los espectadores felices, deben hacerlo a la misma velocidad (a pesar de utilizar motores más pequeños). Para que esto sea posible, el motor de 1.6 litros tiene que utilizar un par de trucos, para recuperar la energía que normalmente se desperdicia.

Motor Generator Unit – Kinetic (MGU-K)

Desde 2009, los autos de F1 han utilizado un sistema de frenado regenerativo, para cargar una batería de iones de litio. Una vez por vuelta, la batería se aprovechaba para aumentar, durante unos 7 segundos, la energía cinética del motor. Esta tecnología es conocida como el Sistema de Recuperación de Energía Cinética (KERS por sus siglas en inglés). Pero esto ahora se ha actualizado. Con el nombre de Motor Generator Unit – Kinetic (MGU-K), el nuevo sistema puede recuperar hasta cinco veces más energía de frenado. Esto se traduce en unos 161 caballos de fuerza adicionales, durante 30 segundos.

El turbocompresor

El siguiente truco de recuperación de energía, es un turbocompresor (algo que se ha utilizado en la F1 antes), que viene con una novedad extra bajo la manga de este año. En un turbocompresor estándar, una turbina hace girar un compresor ubicado en la admisión de aire del motor. Esto aumenta la potencia del motor, ya que se bombea aire de mayor presión a la cámara de combustión de los cilindros.

En el nuevo turbocompresor, nada se desperdicia. Los gases de escape hacen girar el compresor a 100.000 rpm, y la energía extra se utiliza para activar un dispositivo, llamado Motor Generator Unit – Heat, o MGU-H . Este se utiliza para cargar la batería aún más y su energía se envía a la transmisión, para dar un impulso adicional al auto. El resultado: más poder, usando menos combustible.

esquema-f1-2014

Ambos sistemas (conocidos en conjunto como el Sistema de Recuperación de Energía o ERS), hacen la vida de los pilotos más fácil también, ya que no deben activarse manualmente, como se hacía con el KERS en años anteriores. El nuevo sistema será controlado electrónicamente y de forma automática.

La verdadera prueba está por llegar, y pronto se comprobará la fiabilidad de éstos complejos motores turbo-alimentados y todos sus complementos eléctricos. También será interesante ver la reacción de los aficionados a la F1 con el sonido del motor. Algunos fans acérrimos pueden sentirse decepcionados . Los nuevos motores definitivamente son más tranquilos y más melódicos, en comparación con los anteriores.

Fuente Formula 1

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.