Robot submarino intentará sumergirse a 11.000 metros

0 103

Un robot submarino se encuentra en los preparativos finales para sumergirse en la zona más profunda de los océanos. Si tiene éxito, Nereus será el primer vehículo autónomo capaz de llegar al punto más profundo de la Fosa de las Marianas, cerca de la isla de Guam, en el Océano Pacífico. Ese punto es llamado Challenger Deep y está a 11.000 metros de profundidad. Para hacernos una idea, si colocáramos al Monte Everest en ese punto, no lo pudiéramos ver, ya que le faltarían más de 2 kilómetros de altura para llegar a la superficie.

El submarino de 5 millones de dólares, diseñado por el Instituto de Oceanografía Woods Hole (WHOI por sus siglas en inglés), hará el intento entre el 23 de Mayo y el 6 de Junio, después de una serie de inmersiones cada vez más profundas. La idea es completar el viaje en varias escalas: 1.000m, 4.000m, 8.000m y finalmente la meta de 11.000 metros.

En ese punto, la presión es 1.100 veces mayor en comparación con la superficie. En Enero de 1960, Jacques Piccard y Don Walsh hicieron la primera y única inmersión tripulada usando el batiscafo Trieste. Consistía en una bola de acero de 2 metros de diámetro suspendida debajo de un enorme tanque de gasolina de 15 metros de largo, con el cual controlaban la flotabilidad. Durante la misión de nueve horas, los dos hombres pasaron sólo 20 minutos en el fondo del océano, el tiempo suficiente para medir la profundidad de 10.916 metros.

trieste

35 años más tarde, un vehículo japonés no tripulado llamado Kaiko volvió al abismo. Dependía de un cable conectado a un buque, mediante el cual se controlaba. Pero la novedad de Nereus, es que la inmersión sería hecha de forma autónoma. Es decir, Nereus es capaz de «volar» misiones de pre-programadas en el fondo marino, sin necesidad de estar atado. Una vez terminada la misión, el submarino volverá automáticamente al barco desde donde salió.

Nereus usa una batería recargable de litio-ion, que le permite permanecer sumergido durante 20 horas. Además, los ingenieros han sustituido los materiales tradicionales utilizados para construir embarcaciones similares, como el titanio y vidrio, con nuevos materiales cerámicos más ligeros.

La utilidad que se le dará a este vehículo será la exploración de las profundidades extremas.

Vía BBC

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.