Siemens piensa transformar autos eléctricos en computadoras rodantes

0 152

Siemens está desarrollando una nueva tecnología destinada a la transformación de los autos eléctricos en “computadoras rodantes”, siendo controlados por un sistema de computación centralizada.

Según Siemens, no sólo se podrán ajustar partes, tales como los frenos eléctricos, mediante un proceso de plug-and-play (como hacemos en los PCs), sino que los desarrolladores también serán capaces de crear nuevas funciones de software y actualizaciones para los vehículos, al igual que se hace actualmente con los smartphones.

Simplificando las cosas

En una asociación con el fabricante de vehículos eléctricos StreetScooter, investigadores de Siemens planean equipar un auto eléctrico con este innovador sistema. Al proyecto le han puesto por nombre RACE, y tiene por objeto simplificar la compleja arquitectura electrónica actual y acabar con la necesidad de establecer múltiples sistemas de control.

Los autos eléctricos de hoy tienen una multitud de unidades de control electrónico. De 70 a 100 equipos diferentes, de diversos tipos y de distintos proveedores se utilizan para cumplir varias funciones, como control del motor, sistemas de información y entretenimiento, o los avanzados sistemas de asistencia al conductor.

Esa complejidad hace que la implementación de nuevas funciones sea engorrosa, sobre todo cuando se trata de funciones críticas de seguridad como en la conducción autónoma. Además, una nueva funcionalidad no puede ser adoptada, una vez que el auto ha salido de la fábrica.

Una visión modular

siemens-race-02
El enfoque es similar a los sistemas fly-by-wire y otras tecnologías utilizadas en los aviones actuales. (Imagen: Siemens)

El director del proyecto, Cornel Klein, explica que RACE tiene como objetivo rediseñar completamente el sistema actual. Los investigadores planean equipar el coche con una plataforma en la que las nuevas aplicaciones se puedan descargar como módulos de software, de forma similar a las aplicaciones en los teléfonos inteligentes.

También se espera que la plataforma cuente con una API (interfaz de programación de aplicaciones) para acceder a todos los sensores del vehículo (como cámaras, el volante y los pedales de frenado) y actuadores del vehículo (como el motor de dirección asistida y el sistema de frenado). Todas estas características, según el equipo, harán que implementar innovaciones basadas en software sea mucho más fácil.

Con eso se busca permitir la personalización, simplificar el desarrollo, reducir tiempos de integración, bajar los costos y facilitar la escalabilidad a través de los distintos tipos y modelos de vehículos. También será posible modificar o mejorar las características del coche después de la compra, mediante nuevos sensores, actuadores y funciones de software, para aumentar así su ciclo de vida.

Redundancia para prevenir fallos

Sin embargo, un sistema de computación centralizado también es más vulnerable a los fallos de hardware, un hecho que los científicos abordan mediante la integración de varios equipos redundantes en el diseño, para asegurar que todos los sistemas funcionan sin problemas, en caso de que ocurra algún imprevisto.

Mecanismos de seguridad adicionales, como la autenticación de los nuevos componentes de hardware, también se están integrando en el prototipo.

Siemens planea dar a conocer el proyecto RACE ya funcionando, para diciembre, en Munich, Alemania.

Fuente Siemens

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.