Uber: Una aplicación que tiene de mal humor a los taxistas

0 86

Uber es una aplicación para móviles que permite a sus usuarios solicitar un auto para que los transporte, con tan sólo apretar un botón. El software muestra cuál es el vehículo que está más cerca y una vez que lo solicitas, te busca en el lugar que estés.

Cuando llegas al destino, el pago del servicio se carga automáticamente a la tarjeta de crédito que uno haya registrado, te bajas y ya. Siempre hay unidades disponibles y los conductores son amables, incluso ofrecen agua, dulces o caramelos durante el recorrido. Los autos son cómodos, en óptimo estado y pulcros. Te llevan donde sea, a la hora que sea, sin poner objeciones. Si te molesta la música, la quitan. En resumen, están muy pendientes de lo que el cliente quiere.

Tan buen trato y tanta eficiencia ha generado una gran aceptación entre los usuarios de las ciudades donde se presta el servicio. Es por eso que los taxistas tradicionales sienten que Uber les está quitando clientes.

La compañía

En realidad Uber no es sólo una aplicación, sino más bien un servicio de transporte privado que emplea una app para su funcionamiento. La empresa fue creada en 2009 por Garrett Camp y Travis Kalanick en San Francisco, California. Sus usuarios los aman, pero la competencia no los aprecian mucho que digamos. Han tenido varias disputas con sindicatos de taxistas en diversos lugares.

Los vehículos no son propiedad de la empresa. Uber sólo aporta el sistema informático. Las unidades pertenecen a los conductores. En cada servicio, Uber toma un cierto porcentaje y el resto va al chofer que hizo el traslado.

Su eficiencia ha hecho que actualmente el servicio se haya extendido a más de 100 ciudades de unos 36 países (y en aumento).

La tecnología

Uber-02

La aplicación es compatible con iOS, Android y BlackBerry. Para usar el servicio, uno debe suscribirse e instalar la app. Te muestran cuántos carros hay cerca de ti y cuánto van a tardar en llegar. Luego uno puede calificar el servicio con un puntaje, teniendo en cuenta si el auto está limpio, si el chofer fue amable, etc.

La tarifa es calculada vía GPS, de forma parecida a los taxímetros convencionales. Si el vehículo se mueve a más de 11 mph (unos 18 Km/h), el precio se calcula en base a la distancia recorrida. Si la velocidad es menor, se aplica una tarifa por tiempo transcurrido. Como se dijo al principio, al llegar al destino, el pago se carga automáticamente a la tarjeta de crédito que se haya afiliado. No se utiliza efectivo (a menos que quieras darle una propina al conductor).

Aceptación

Los usuarios en general se sienten muy satisfechos con el servicio. Eso sí, es en promedio un 30% más costoso que un traslado de taxi convencional. Pero la gente está dispuesta a pagar la diferencia, opinando que la seguridad y el buen trato lo valen.

Desde funcionar exclusivamente en la ciudad de San Francisco, Uber fue extendiendo su red a muchas otras poblaciones, dentro y fuera de Estados Unidos. Incluso ya prestan servicio en España (en la ciudad de Barcelona) y en varios países de Latinoamérica como México, Colombia, Brasil, Panamá, Perú y Chile.

Y tú, ¿has utilizado el servicio?

Fuente Uber

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.