Volocopter VC200 hace su primer vuelo de prueba

0 128

El Volocopter VC200 es un novedoso helicóptero que está siendo desarrollado por la empresa alemana E-volo. Comenzaron en 2011 con un prototipo (que llamaron VC1), y les sirvió para probar su concepto. Después de tener éxito con esa primera demostración y con el apoyo recibido por parte del ministerio de economía y tecnología de ese país, se animaron a diseñar algo más útil, y así nace esta nueva versión.

Como se ve en las imágenes,  el VC200 básicamente consiste en un liviano armazón con seis brazos que se extienden desde su centro, y se bifurcan en sus extremos. En todas las uniones colocaron motores eléctricos con hélices (18 en total). A esa estructura le fijaron la cabina que puede transportar hasta dos personas, además de las baterías e instrumentos necesarios para controlar el vuelo.

El diseño está pensado para ser redundante: si falla alguno de los motores o baterías, como trabajan de forma independiente, el helicóptero aún puede aterrizar de forma segura,  utilizando los restantes que aún funcionen (por eso la cantidad de motores). Y en caso de un fallo total, lleva un gran paracaídas que se despliega, permitiendo un  suave aterrizaje en ese escenario también (han pensado muy bien en la seguridad).

VC1
Así lucía en primer prototipo VC1 en 2011 (Imagen: E-volo)

En cuanto a su funcionamiento, lleva un sistema de computadoras que controlan todos los aspectos principales y realizan automáticamente las correcciones necesarias, según las condiciones del vuelo, haciendo que el operador solo se concentre en la dirección hacia donde quiera ir. Eso, en teoría, hace que sea muy sencillo de volar y que el entrenamiento de los pilotos sea simple.

Este primer vuelo lo realizaron en un ambiente cerrado y sin ningún tripulante abordo, controlando todo a distancia. La idea era probar su correcto funcionamiento, vibraciones en la estructura, desempeño de los motores, etc. Y por lo que se ve, ha sido un éxito. Todos los sistemas y componentes se han portado de la forma deseada. Destaca también el hecho que sea bastante silencioso (si se compara con los helicópteros comunes). A esta primera fase le seguirán vuelos al aire libre (para estudiar el impacto del viento), pruebas con tripulantes dentro de la cabina y finalmente empezarán a planificar su producción en serie. Según la compañía, ya hasta han recibido pedidos.

Aunque todos los puntos han sido positivos, hay todavía algo que no es tan eficiente como debería ser, y es precisamente la autonomía. Puede durar sólo unos veinte minutos en vuelo, y quizás mejorando las baterías, pudieran extender ese tiempo a una hora.

Pero el equipo de E-volo tiene esperanzas de que las capacidades y eficiencia de las baterías en general aumenten en un futuro no muy lejano, gracias a los desarrollos e investigaciones que se están haciendo a nivel mundial en ese aspecto. Mientras tanto, como solución momentánea, han pensado incorporar lo que llaman «extensores de rango», que no otra cosa que pequeños motores propulsados por combustible, que se utilizarían para recargar las baterías durante el vuelo.

El equipo aspira a que el Volocopter pueda alcanzar una velocidad crucero de por lo menos 54 nudos (100 km/h), una altura de 6500 pies (1.980 mts aprox.), que pueda con una carga de 450 kg y claro: aumentar la autonomía a más de una hora. Hay varias cosas que mejorar, pero en general, el proyecto se ve muy interesante.

En el video que sigue, se puede ver al Volocopter en acción.

Fuente E-volo

Más Temas Interesantes

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.